• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Adriana Onandía, de España

   Poema de Adriana Onandía, de Madrid, España, tomado con su aval de su blog infinitoconcarmin.blogspot.com

   Adriana está también en Twitter, en la cuenta @adrianaonandia

 

 

   Ann

 

Tenía la piel marcada por las heridas de cada ausencia

Arañaban las agujas del reloj el rostro de aquella antigua fotografía

Carecía de capacidad bastante para retener sus silencios

Y despojaba sus miedos acordándose de esas manos.

 

Lamentaba el no saber olvidar

Y recaía en el vacío de haberse cansado de sentir

 

Vivía sonámbulo y gris

Caminaba por los conflictos desafiando la cuerda tambaleante por la que se

deslizaba

Y en sus días…

Preciosos precipicios

 con su nombre escrito en cada piedra.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.