• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Nicolás Sada, de Argentina

   Dos poemas enviados por Nicolás Sada, de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Sada publica sus textos en http://militantesdeutopias.blogspot.com.ar/.

   También en https://www.facebook.com/militantesdeutopias.militantesdeutopias?ref=tn_tnmn

    Está asimismo en Twitter, en la cuenta @Contraletra

 

 

   No escribo

No escribo ni feroz, ni débil, ni limpio ni sucio...

Ni gentil ni grosero.
Ni vulgar ni elocuente.
No escribo como respuesta. Ni como enigma.
No escribo para disipar al olvido, ni como búsqueda sin sentido.
Escribo, solamente escribo
por ellos dos,
por nosotros,
por mí…
Porque lo necesito.


   En la noche

En la noche habitan los suspiros
el decoro. La soledad inexorable.

Atraviesa el amor, la pena. La ilusión trémula. En la noche reside un
idioma particular de las almas afines.
Existe la desdicha y el deseo. En la noche.
Remanso luminoso donde nadie se ahoga.
Se reconquista al olvido.
En un constante fluir. Dentro de nosotros.
En la noche no hay culpa sino osadía,
tinieblas de lo que vendrá.
En la noche brillan los cielos, las sombras y las ausencias.
Los besos absolutamente irresponsables del alma.
El instinto y los extremos.
Solitarios solemnes del sublime instante.
En las noches se vive hoy. Falta mucho para mañana.

Noches pardas. Noches de trasmundo.
Donde las voces refucilan.
Donde se refugian gritos callados.
Noches íntimas que aproximan la distancia a un solo corazón.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.