• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Nicolás Sada, de Argentina

   Dos poemas enviados por Nicolás Sada, de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Sada publica sus textos en http://militantesdeutopias.blogspot.com.ar/.

   También en https://www.facebook.com/militantesdeutopias.militantesdeutopias?ref=tn_tnmn

    Está asimismo en Twitter, en la cuenta @Contraletra

 

 

   No escribo

No escribo ni feroz, ni débil, ni limpio ni sucio...

Ni gentil ni grosero.
Ni vulgar ni elocuente.
No escribo como respuesta. Ni como enigma.
No escribo para disipar al olvido, ni como búsqueda sin sentido.
Escribo, solamente escribo
por ellos dos,
por nosotros,
por mí…
Porque lo necesito.


   En la noche

En la noche habitan los suspiros
el decoro. La soledad inexorable.

Atraviesa el amor, la pena. La ilusión trémula. En la noche reside un
idioma particular de las almas afines.
Existe la desdicha y el deseo. En la noche.
Remanso luminoso donde nadie se ahoga.
Se reconquista al olvido.
En un constante fluir. Dentro de nosotros.
En la noche no hay culpa sino osadía,
tinieblas de lo que vendrá.
En la noche brillan los cielos, las sombras y las ausencias.
Los besos absolutamente irresponsables del alma.
El instinto y los extremos.
Solitarios solemnes del sublime instante.
En las noches se vive hoy. Falta mucho para mañana.

Noches pardas. Noches de trasmundo.
Donde las voces refucilan.
Donde se refugian gritos callados.
Noches íntimas que aproximan la distancia a un solo corazón.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.