• @jex_javier
    El eclipse del lector es su imaginación
  • @isona_clarck
    Me gustan los lugares deshabitados por promesas sin salida
  • @EvaLopez_M
    La de cosas que pasan sin que ocurran
  • @hipst_eria
    No es lo que escribes, es lo que borras
  • @JacGoldberg
    El horror salivea en nuestra nuca
  • @Sofia_Insomnia
    Los herejes tenemos que organizarnos
  • @Sinsintidez
    A los tristes los delata la música
  • @yonosoycarmen
    Irse por fuera, quedarse por dentro, esa complicación
  • @NaEnEspiral
    Aquí, donde venimos a disfrazar epitafios con el traje de postal
  • @_soloB
    Yo he dormido lo insuficiente como para no tener pesadillas despierta
  • @tearsinrain_
    No te asustes, solo es otro futuro mas
  • @arbolador
    Algún día se perdonarán haberse conocido

Nicolás Sada, de Argentina

   Dos poemas enviados por Nicolás Sada, de la Ciudad de Buenos Aires, Argentina. Sada publica sus textos en http://militantesdeutopias.blogspot.com.ar/.

   También en https://www.facebook.com/militantesdeutopias.militantesdeutopias?ref=tn_tnmn

    Está asimismo en Twitter, en la cuenta @Contraletra

 

 

   No escribo

No escribo ni feroz, ni débil, ni limpio ni sucio...

Ni gentil ni grosero.
Ni vulgar ni elocuente.
No escribo como respuesta. Ni como enigma.
No escribo para disipar al olvido, ni como búsqueda sin sentido.
Escribo, solamente escribo
por ellos dos,
por nosotros,
por mí…
Porque lo necesito.


   En la noche

En la noche habitan los suspiros
el decoro. La soledad inexorable.

Atraviesa el amor, la pena. La ilusión trémula. En la noche reside un
idioma particular de las almas afines.
Existe la desdicha y el deseo. En la noche.
Remanso luminoso donde nadie se ahoga.
Se reconquista al olvido.
En un constante fluir. Dentro de nosotros.
En la noche no hay culpa sino osadía,
tinieblas de lo que vendrá.
En la noche brillan los cielos, las sombras y las ausencias.
Los besos absolutamente irresponsables del alma.
El instinto y los extremos.
Solitarios solemnes del sublime instante.
En las noches se vive hoy. Falta mucho para mañana.

Noches pardas. Noches de trasmundo.
Donde las voces refucilan.
Donde se refugian gritos callados.
Noches íntimas que aproximan la distancia a un solo corazón.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.