• @martamj32
    Eres el primer lugar donde me buscaría
  • @annablue22
    El espejo intacto y nosotros rotos
  • @Hora_Teta
    Algo no va bien y yo voy dentro
  • @sirena_sinmar
    Vivir para regalar flores a los vivos
  • @mikhailenko
    La madrugada es un género literario
  • @ferxdexleon
    Solo con música se le concede a la palabra su breve deseo de muerte
  • @MarilarAlei
    Mi silencio también quiere estar contigo
  • @aquinomires
    Avisadme cuando abrir los ojos merezca la pena
  • @morganfredman
    Llueve como narrando algo. Lluvia ciega.
  • @aliferod
    Con las ganas de irte no te quedes
  • @lilith19751
    No sé decir lo que beso
  • @Tu_Funamiento
    El tiempo no espera a sus acompañantes

La vida de García Lorca en obra basada en su correspondencia

Una suerte de reconstrucción de la vida de Federico García Lorca y de su personalidad, procurando prescindir de su obra literaria, es el intento que expresa una obra teatral que subió a escena en Sevilla en diciembre. Esta búsqueda, que es singular y luce riesgosa, se realiza a partir de la correspondencia del poeta granadino.

 

   El título de la pieza es taxativo, “Lorca. La correspondencia personal”. La compañía Histrión Teatro la presentó en dos funciones en el teatro Lope de Vega.

   La dramaturgia y la dirección estuvieron a cargo de Juan Carlos Rubio. Estructuró la narración en la llegada de unos actores a un teatro con la intención de representar la muerte de Federico García Lorca. Estos actores hacen un viaje al molino de Viznar, que funcionaba en la acequia de Aynadamar, Granada, donde encuentran encerrado al poeta. Su única capacidad de escapar son los recuerdos.

    Y ese viaje al pasado fue elaborado por el dramaturgo con la correspondencia del escritor. Tras ese trabajo, dijo Rubio al diario ABC, “he ampliado mis horizontes de admiración hacia Lorca. Él es uno de los grandes genios de la literatura del mundo. Multiplico mi admiración por un poeta tan inmenso, y es un proceso muy apasionante el que hemos tenido”.

   También comentó que hacía tiempo que quería trabajar alrededor de la figura de García Lorca, y que las cartas le parecieron el “puente perfecto entre su vida y su obra, porque ahí están las trazas de todo”.

   Es que el poeta y dramaturgo, dijo Rubio a ABC, “escribía a su familia, a sus amantes, a sus amigos, a Dalí, Buñuel. Hemos hecho un puzle con ese material”.

   “Todo es palabra de Lorca”, se apresuró a aclarar, porque “al poeta es difícil corregirle una coma”.

   En cuanto a la estructura final de la obra, el director agradeció los aportes de los actores, Gema Matarranz y Alejandro Vera.

   Sobre algunos de los aspectos de la reconstrucción a través de la correspondencia, Rubio dijo que “el tema de la homosexualidad es imprescindible, porque en el momento de la vida de Lorca eso era un condicionante. Ahora no. Te puedes casar y es una situación aceptada y legislada. En aquel momento era otro mundo, otro planeta”.

   Tanto así que consideró que la elección sexual del poeta fue uno de los motivos centrales de su asesinato a manos de los falangistas. Pudo haber contribuido su pensamiento político libertario, pero nunca militó en el Partido Comunista. No obstante, los sectores más retrógrados lo señalaban como “maricón hijo del señorito”.

   El intento de la puesta teatral es descubrir “un ser lleno de vida, de planes, temores, sueños; que es un hijo, amigo, amante, creador, y en el momento más brillante de su vida, lo matan. Y la gente se da cuenta de que no es un nombre en un libro de texto. Esa conmoción es lo grande del espectáculo”.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.