• @karlisjar
    Los símbolos nunca callan, así nosotros nos hagamos los sordos
  • @EstebanPerezsan
    Duermes en lo que escribo/ y lees en lo que sueño
  • @marconpi66
    Del amor también se sale, muerto de latidos
  • @fumivora
    Quiero que solo me apuñales a mi
  • @Innestesia
    Besas como si hubiéramos leído los mismos libros
  • @divagandoletras
    Cerrar las ventanas con nosotros fuera. Y quedarnos en el otoño
  • @Claudia_DelSur
    La imaginación nos envuelve en abrazos reales
  • @MeMalcriaste
    También hay errores platónicos
  • @Juansistemico
    Tocará beber de su sonrisa en una foto
  • @Pluriversos
    Cabizbajo no es tan triste si viene un sueño subiendo
  • @cachililiana
    Vengo desterrada de un sueño
  • @nancyeldarjani
    La hora es un compás seguro

"¡Oh Cuba!", una obra sobre la etapa de Federico en La Habana

Federico García Lorca descubrió en Cuba un entorno, un ambiente, un aire que le dio impulso liberador y le permitió encontrar en su interior “algo que estaba reprimido en Granada”. Reflejar ese descubrimiento es el intento principal de la puesta “¡Oh Cuba!”, recitado, canto y baile que entre artistas españoles y cubanos se está presentando en Valencia.

 

   Fueron unos pocos meses los del poeta granadino en La Habana. Llegó en marzo de 1930 procedente de Nueva York, tras una experiencia también considerada decisiva para su obra. Se interesó mucho en la cultura cubana, especialmente en la música. Aunque en junio ya estaba de regreso en Madrid, llegó a trabajar en algunos proyectos en la capital cubana.

   Los realizadores de “¡Oh Cuba!”, programada en el Teatro Olympia de Valencia entre el 16 y el 26 de noviembre, tras haberse presentado en Granada, dicen resueltamente que aquellos fueron “los mejores días” en la vida de Federico García Lorca.

   Son 21 artistas en escena, con la actriz Loles León en el rol principal, como un duende que describe las sensaciones y experiencias del poeta en Cuba, que lo recita y que canta. La música es de Antonio Carmona y Diego Franco, la coreografía de Adrián Galia y el baile de Maribel Gallardo, junto con el Ballet Español de Cuba, que dirige Eduardo Veitía, informa la agencia Europa Press.

   Se ofrece al público la faceta “más inédita, sensual y comprometida” de García Lorca, cuyos versos son escoltados por la potencia de los bailaores de flamenco.

   Ortuño Millán, a cargo de la dirección general, declaró que el público recibe “un hachazo al corazón” por “la razón pura y poética” que emana de los textos y por la conjunción entre “sabor cubano, flamenco y poesía”.

   A su entender, Lorca vivió en Cuba “una enorme experiencia”, porque allí “encuentra realmente su pulso, su sexualidad”.

   La protagonista, Loles León, considera que el entorno, la “brisa suave de la isla”, los sabores, la gente, hicieron que en Federico “brote algo que estaba reprimido en Granada”.

   Declaró a la agencia que el desafío es “muy duro” por la exigencia de la obra, que la llevó a dar con un registro inédito hasta ahora en su trayectoria.

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.