• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Puesta sobre Josefina Manresa, la esposa de Miguel Hernández

Josefina Manresa, la esposa de Miguel Hernández, es una de las tantas mujeres “silenciadas” en el ámbito de las letras del siglo XX en España. Por la atención que concitó el poeta, su obra y su figura, después por la represión y la censura de la dictadura franquista, Manresa es rescatada de una suerte de segundo plano en una obra del dramaturgo español Alberto Conejero, que subió a escena a fines de marzo.

 

   “Descubrí que fue una mujer con una resistencia heroica y una dignidad absoluta”, declaró.

   Escribió la obra, “Los días de la nieve”, después de una investigación que comenzó, dijo al diario El Mundo, con algunos prejuicios. Creía que se trataba de “una mujer más tradicional que calló, algo dócil ante la propia vida de Miguel en Madrid, y que fue arrastrada por ese silencio del franquismo hasta casi desdibujarla”.

   Sin embargo, dio con “los tres amores por los que supo velar en su vida: a su familia, a Miguel por encima de los propios prejuicios morales y el amor a la palabra”.

   El resultado es un monólogo a cargo de la actriz Rosario Pardo, presentado en Alicante. Y se trata de ella, de Josefina Manresa, y no de una excusa para referirse a Miguel Hernández.

   Vistos en conjunto, dijo al diario, a Josefina y Miguel los reúne el haber dado con el poder de la palabra, que “ellos conquistaron, porque a priori a ninguno les pertenecía: un cabrero -aunque Miguel era mucho más- y una costurera. La poesía les abrió puertas maravillosas; la primera, la del amor”.

   Al insistir en que no se trata de una forma de aproximación a Miguel Hernández, Alberto Conejero afirmó que “Josefina ilumina la historia de tantas y tantas mujeres silenciadas”.

   “De  la guerra y la posguerra hay que hablar mucho más de las mujeres”, enfatizó.

   Para conocer a Manresa recurrió al epistolario, lo que vivió como “mirar a Josefina cara a cara para ver lo que me decía y lo que conectaba con la historia de mi madre y mis abuelas y todas esas generaciones, y escucharlas con el asombro que merecen”.

   En la obra, describió el dramaturgo, “Josefina recibe la visita de una mujer que ha encargado un traje y que resulta no ser quien dice ser y eso le da ocasión a Josefina de contarnos su historia”.

   “He tratado de no perder esa poesía tan limpia y sencilla que desplegó en sus memorias, de un dolor destilado”. Creo que la palabra ya tiene algo lenitivo, una después de las lágrimas. No he intentado hacer un melodrama ni nada sentimentaloide, sino atender a la fortaleza de una mujer que lo ha llorado ya todo”.

   Decidió no “escarbar” en las “zonas oscuras” de la relación con el poeta. “Por qué aguantó lo de Miguel y Maruja es algo en lo que no me quiero meter porque es un asunto más amarillo. El amor se escapa a las más rígidas normas morales que uno se ha dado. Me parece que Josefina hizo un ejercicio constante de amor, desde la dignidad, no desde la servidumbre”.

   En su proximidad con el universo de la poesía Conejero se destacó con “La piedra oscura”, referida a la historia desgarradora de Rafael Rodríguez Rapún, el último amor de Federico García Lorca.

   La nota completa está disponible en este enlace:

http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/alicante/2017/03/29/58db71f7ca47416b368b45db.html

 

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.