• @dianalefaz
    Son tantas las veces que no estamos aquí, donde pisamos
  • @Anadimeana
    Mi próxima línea viene con raíces de rosa del viento
  • @Xhuvia922:22
    Los sauces llorones mojan lo que resta de tu sombra
  • @LaPetit10
    El miedo es la distancia más larga
  • @cochambrossa
    Un corazón donde la nostalgia acomode su ingravidez
  • @Genrus
    Nada como el asedio de lo irreparable para mantener el corazón encendido y las velas desplegadas
  • @largabreve
    Todo el amor es una breve esperanza, una contención indebida, enajenadora
  • @SimoneBella7
    No tardes que el silencio arrecia, hoy solo basta con que insinúes un suspiro para volverme agua
  • @ReneValdesM
    La poesía saca lo mejor que no tenemos
  • @_Annai_
    Un don es una sombra liberada
  • @___Sputnik___
    Nadie verá el estante vacío
  • @entiyparati
    Poner el alma a las palabras y que respires de ellas

Poesía necesaria en períodos "tan oscuros", dice García Bernal

La poesía es necesaria en períodos “tan oscuros”, dijo el actor mexicano Gael García Bernal al presentarse en el Festival de Morelia, para la proyección de la película “Neruda”, que narra el período en el que el autor chileno debió escapar de la persecución política en su país. El actor usó la gran atención que concitó su presencia en la prensa y en el público para reclamar al gobierno mexicano que no aplique una reducción de las partidas para la cultura.

 

   “Algo que nos hermana con los poetas es que podemos trasladarnos a donde sea y salir impunes; estamos exentos de vestir bien, podemos rockear dentro de lo que consideramos divertido y amar lo que otros no aman: así es la poesía”, declaró.

   El actor sostuvo que de la película “Neruda” le gusta que refleja a “una persona que manifestó que con su poesía se pueden vivir muchas vidas en una sola”.

   Gael García Bernal encarna a Oscar Peluchonneau, el policía que persigue a Pablo Neruda –interpretado por el actor chileno Luis Gnecco-, a raíz de una orden del régimen de Gabriel García Videla, a quien el poeta había denunciado en su condición de senador por el Partido Comunista, en 1948.

   El director, Pablo Larraín, explicó ya varias veces que no se propuso trazar una biografía del poeta y mucho menos dar una imagen solemne, sino reflejarlo en su integridad, incluyendo su inclinación por la “buena vida”.

   García Bernal, que ofreció a su ingreso a la proyección un poema de Neruda referido a México, explicó que el género no siempre estuvo presente en su vida. Relató: “Crecí entre actores, mi primera impresión es que un actor es como un niño y desde niño he podido jugar con estos elementos y son casi sagrados para mí. Pero no siempre fue así, en alguna época no quise serlo, después de tiempo encontré que es una gran oportunidad y es hermoso tener este chance de generar ejercicios de empatía, jugar a ponerte en los zapatos incluso de tu enemigo”.

   También explicó que por lo común evita la frase, tan usada por actores y actrices, sobre lo bello que fue hacer tal o cual película y lo bien que se sintió. Pero, siguió, “esta historia me encanta de verdad, es una historia hermosa que nos trae poesía en momentos tan oscuros”.

   Asimismo, se sumó al reclamo al gobierno federal por el anunciado ajuste del presupuesto que amenaza a las actividades culturales.

   “Es como una especie de disco rayado, siempre en estas situaciones hay alguna especie de letargo de crecimiento, cuando existen recortes generalmente van dirigidos a la cultura. Manifiesto mi preocupación de la misma forma que los que participamos en esta esfera, que va desde los pequeños tianguis en los pueblos, hasta la sala Nezahualcóyotl, todo esto es la cultura y engloba preocupación”, dijo.

   Por su andar por el mundo sabe, expresó, que “de México lo que más sobresale es la cultura” y por ello, insistió, está preocupado por el ajuste: “Espero que exista atención al reclamo y se escuchen todas las voces”.

   Ya en la sala, según los medios mexicanos, el actor dedicó a los presentes el poema “México”, de Pablo Neruda, que comienza así: “México, de mar a mar te viví, traspasado/ por tu férreo color, trepando montes/ sobre los que aparecen monasterios/ llenos de espinas,/ el ruido venenoso/ de la ciudad, los dientes solapados/ del pululante poetiso, y sobre/ las hojas de los muertos y las gradas/ que construyó el silencio irreductible,/ como muñones de un amor leproso,/ el esplendor mojado de las ruinas”.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.