• @_marazi
    Yo ya me quedé contigo cuando ni estabas
  • @ciruelle
    Amar es ser verbo en todos los tiempos
  • @SIELALSOYYO
    No hay persona más peligrosa que la que no tiene sueños por cumplir
  • @DivinaOnix
    También lo imposible puede ser amado
  • @LunaPara2
    El que se va en silencio, lo ha dicho todo
  • @Ghouls99
    A veces acumulamos, densos y potentes, para arrasar en el siguiente desborde
  • @siete_verdes
    Es espesa, grumosa y fría. Llamémosla decepción
  • @JanoTwoFaces
    Dejad de ordenar caos y provocad alguno
  • @sammasathi
    Sueño, luego insisto
  • @TISHA77
    La poesía también es presagio
  • @juanita_amore
    Escribir porque el tiempo nos viene a leer
  • @z_zyanya88
    Quieta, la noche/ versa amores calmos,/ suspira en paz

Que los políticos asimilen "un poco" del humanismo de Neruda, anhela Gael García Bernal

El actor mexicano Gael García Bernal anhela que los dirigentes políticos se inspiren aunque sea parcialmente en Pablo Neruda. Un poco de “esa humanidad” que expresaba el poeta chileno, que se identificó fuertemente con el comunismo, le vendría bien al mundo actual, dijo el actor, uno de los protagonistas de la película presentada a competición en el Festival de Cannes.

 

   Informes de medios chilenos y mexicanos afirman que la cinta, dirigida por el chileno Pablo Larraín, fue bien recibida en Cannes.

   “Neruda” se centra en un tramo específico de la vida del poeta, en los años 40. Siendo senador por el Partido Comunista, comenzó a criticar al gobierno del presidente Gabriel González Videla, que pretendió desconocer los fueros y lanzó la persecución contra él. Neruda se lanzó a Argentina por tierra, para salvar su vida, y vivió en ese viaje un sinfín de riesgos y aventuras.

   Como es obvio, la historia roza las inclinaciones políticas de Neruda, adherente a una corriente del comunismo que mantuvo su identificación con la entonces Unión Soviética. Este aspecto es tratado con mucha prevención, sino rechazo, por medios y periodistas que ponen énfasis en la condena a la era del stalinismo aunque nunca son tan enérgicos con todos los sistemas totalitarios, como los que se desarrollaron ampliamente y se desarrollan también hoy en el capitalismo.

   En sus diálogos con periodistas chilenos y mexicanos en Cannes, Gael García Bernal también se refirió a este tema, cuando opinó que “muchos poetas y artistas del siglo XX se vieron confrontados por esta situación de tener que lidiar con estas ambigüedades: ejercer su libertad y tener que formar parte de una línea que venía marcada desde Moscú”.

   Insistió: “Los poetas siempre defienden la ambigüedad, el mismo Walt Whitman lo dijo: ‘soy un universo de contradicciones’”.

   Para el actor, “mostrar a un Neruda humano, ambiguo y contradictorio, es enaltecer al poeta y a la creación”. Y fue entonces cuando expresó que “tener un poco de esa humanidad en la política nos vendría muy bien hoy en día, sobre todo para ser más inclusivos y tener un objetivo y un porvenir mucho más conciliador y humanitario”.

   En cuanto a su personaje, el policía Oscar Peluchonneau, explicó que “era la época posterior a la Segunda Guerra Mundial y todo fascista había perdido y tenía que aceptar la derrota mordiéndose los labios. De ahí nace mi personaje, quiere ser un policía, tiene un nombre, un legado y una carga genética que le da cierta fuerza para enfrentarse a esa figura máxima que es Neruda”.

   Agregó que no puede determinar cómo hizo el director Larraín para “lograr un guión tan fantástico”. Hay un momento, explicó, en el que ambos personajes –Neruda es encarnado por el actor chileno Luis Gnecco- se reúnen. “Es conmovedor, es increíblemente emocionante. Creo que sólo los poetas pueden hacerlo, lograr esta conjunción fantástica y encontrar mundos opuestos, crearlos y darse cuenta de que quizá ambos personajes son el mismo”.

   Existió en la realidad el policía Oscar Peluchonneau, que persiguió a Neruda. “Oscar es un personaje que tiene muchos lugares de dónde agarrarse: la parte del resentimiento, una persona que se enoja mucho con que haya un poeta y que hable de la vida, del amor, todo eso es algo que le causa mucho conflicto a mi personaje”.

   El director negó que su intento haya sido una película biográfica. “Cuando haces una película de esta naturaleza te expones a un accidente y no sabes bien dónde vas a terminar. Personalmente no creo que sea una cinta que venga a desafiar la figura de Pablo Neruda, sino a dar cuenta de cómo un grupo de personas absorbimos su poesía. Su imagen. Para bien o para mal, esta película es un ejercicio imaginario sobre cómo podría haber sido Neruda y lo que nos produce a nosotros”.

   En el momento que trata la historia, cuando Neruda huyó de Chile y vivió en el exilio, “escribió la parte medular del ‘Canto General’, sin duda su obra más compleja y audaz”, completó.

    El papel de la primera esposa del poeta, la pintora Delia del Carril, fue interpretado por la actriz argentina Mercedes Morán.

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.