• @Cataperdis
    ¿Cuándo dejamos de bailar solo porque nos estaban mirando?
  • @Lestat1414
    La realidad es una fantasía que se rindió
  • @sylviopolis
    Las personas se van y se llevan sus campos semánticos
  • @Ohzolli
    Ese ángel se llama ausencia. Cuando nos nombra, seguimos siendo ciertos
  • @poeticsilence__
    La madrugada es el primer ojalá
  • @carolineberl
    Mi golpe de suerte fue con un libro
  • @ITalkToRainbows
    Con tanta tecnología ya no se pierden los corazones como antes
  • @karla77_karla
    Uno se reinventa sin remedio cuando el amor ensordece
  • @sognos_
    Deberíamos pagar las consecuencias por adelantado
  • @NaEnEspiral
    Un Nosotros siempre es un dogma de fe
  • PacoParra14
    Échale más tinta a la herida
  • @Srta_Guacamole
    Era música para mis rugidos

"Del laberinto al treinta", puesta tras laboratorio poético en León

Actores, bailarines, músicos y poetas se concentraron en una actividad de “laboratorio” creativo, hicieron experimentaciones durante apenas treinta días y presentaron en León la pieza “Del laberinto al treinta”. Algunos de los textos son de la argentina Alejandra Pizarnik  y del chileno Vicente Huidobro.

 

   El espectáculo, que subió a escena en el Palacio del Conde Luna, contó con auspicio de la Concejalía de Cultura.

   El grupo, denominado Laboratorio Poético, trabajó en toda la línea de elaboración y producción de la pieza, incluyendo su difusión por los medios, por lo que sus más de treinta participantes, en su gran mayoría artistas en formación, debieron afrontar jornadas intensas de aprendizaje y entrenamiento.

   La vocalización, los recursos de la dramaturgia, el canto y la ejecución de instrumentos, así como la interpretación de los textos, se combinaron con las tareas de montaje, la escenografía y el aprendizaje de nociones de sonido e iluminación, a la búsqueda de una formación integral para la generación y concreción de un espectáculo, en este caso definido como “poesía escénica”.

   A los poemas de Alejandra Pizarnik y Vicente Huidobro se sumaron los de Carlos Oroza, Miguel Suárez y Silvia Abad Montoliú, junto a textos propios de los participantes.

   Fue, dice León Noticias, un “simulacro” de todos los desafíos que debe afrontar una compañía. La coordinación de la primera fase de la preparación estuvo a cargo de Carlos Ordás en producción, Eloísa Otero en comunicación, Víctor Díez –que es poeta- en dramaturgia, Javier de la Varga en dirección escénica y Manuel Ortega en voz.

   La compositora Chefa Alonso asumió a su vez la realización de un taller “exprés” para músicos improvisadores, para que conformaran una orquesta.

   El poeta Díez declaró que “la idea del laberinto nos pareció una metáfora ajustada para nuestra tarea, una labor que se hace ‘a tientas’, que tiene un componente mágico y de azar, que busca una salida y que necesita decisiones arriesgadas e inteligentes para ser resuelto”.

Los artistas participaron a título personal pero provienen de diversos ámbitos de actividad artística en los que se están formando, como Juventudes Musicales, Teatro El Mayal, Jaula 13 (taller de improvisación), y la agrupación Producciones Infames.

En el espacio https://dellaberintoal30.wordpress.com/ se pueden ver imágenes y textos de la preparación en el laboratorio poético.

 La nota completa está disponible en este enlace:

http://www.leonoticias.com/culturas/201603/28/laberinto-treinta-poesia-escena-20160328101529.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.