• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

Poetas españoles en Nueva York: pieza con textos y música

Decir Nueva York y poesía es remitirse inevitablemente a Federico García Lorca. Sin embargo, esto no excluye la relación intensa que otros autores mantuvieron con la ciudad estadounidense, y que se plasmó en sus obras. Esa polifonía es lo que intenta reflejar una puesta teatral con poesía, música y el aporte de artes visuales, a cargo de artistas españolas, y que se presentó en Tomelloso.

 

   “Nueva York, ego fui” es el título de la pieza que en el Teatro Municipal de la ciudad ubicada en la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha presentaron Cristina Rodríguez, pianista y musicóloga; Sonia Ruiz, actriz y filóloga, y Roberto Carretero, ilustrador y muralista.

   La obra se nutre de “Poeta en Nueva York”, de Federico García Lorca, y también de lo que la ciudad estadounidense motivó poéticamente en Juan Ramón Jiménez, Rafael Alberti y otros autores, sin que queden al margen los registros de las artistas que suben a escena.

   El espectáculo está dividido en seis capítulos, “Llegar a ti”, “Mítica”, “NYC ego soy”, “Grietas”, “Refelgting absence” y “Liturgia de la separación”.

   Francisco Navarro escribió, en lanzadigital.es, una crítica entusiasta sobre “Nueva York, ego fui”, en la que pone énfasis para dar cuenta del impacto como espectador.

“Asistimos conmocionados a un espectáculo irrepetible, a la culminación de un sueño, al fin de un hercúleo viaje, al triunfo de una arriesgada apuesta: ‘Nueva York, ego fui’”.

   No se trata de la reacción de un crítico que pone por encima de cualquier otro factor su evaluación técnica y sus saberes. Escribe Navarro: “Sonia Ruiz nos envolvió con la voz, sugerente, cálida, brillante, y Cristina Rodríguez con la música, precisa, necesaria, única, magnífica…  A la vez, o de una en una, sin dejarnos libre ni una micra de sentido”.

   El viaje de ambas artistas se entremezcla con los textos, “a través de poetas que estuvieron antes, pero con los sentimientos de ambas, transformándolos a su antojo, modelándolos con sus vivencias”.

   Según la reseña del periodista, la pieza llega a su punto culminante con “Apocalipsis” de Dionisio Cañas, aunque se mantiene con “Nueva York, 215 West de la calle 90”, del mismo autor, y con cierre de “En son de despedida”, de José Hierro.

   La puesta en escena de la obra fue acompañada con la presentación en el Café de la Glorieta de un audiolibro editado por Soubriet, y la inauguración de una exposición de las ilustraciones que Roberto Carretero aportó al proyecto.

   La nota completa está disponible en el enlace siguiente:

http://www.lanzadigital.com/news/show/cultura/nueva-york-ego-fui-un-espectaculoancla-diferente-que-triunfa-en-el-teatro-municipal-de-tomelloso/92141

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.