• @xaviermaples
    crepúsculo: el grito del viento se dobla penetrado ya por el silencio
  • @martamj32
    Para penitencia, no cometer el pecado
  • @La__Ella
    Dejaría todo cuanto he perdido por alcanzar lo que me falta por perder
  • @ellemiroir
    Más que saber dónde brotar, saber cómo enraizarse
  • @PinaDuncan
    Todo riesgo esconde, al menos, un aprendizaje y una belleza
  • @soniamude
    Se hizo piel de mis desnudos
  • @LunaPara2
    Hay lugares de donde salgo vestida de nostalgia y con la brújula rota
  • @_vaniailed7
    Es época de repartirnos el frío entre las miradas
  • @ireneparrita
    Leer con los dedos tu piel encendida hasta quemarme
  • @VersoFinito
    Te quiero/ desnuda de palabras/ vestida de silencio/ en la alta pena de mi aliento
  • @danielatome
    Bajar las luces, soplar la música y desvanecerme, suave, como las horas
  • @stainfed
    A pleno sol recorrer los pasos del tiempo

La poesía es una "patria", afirma el artista argentino Fernando Noy

La poesía es una “patria” en la que no hay propiedad escrita, y el autor pierde la titularidad sobre el texto una vez que lo estampa y lo suelta a la lectura, opina el artista argentino Fernando Noy. En torno de una presentación en Montevideo, citó en especial a la poeta uruguaya Marosa di Giorgio, cuyos textos, dice, los convierte en propios.

 

   En sus presentaciones volcadas a la poesía, combina textos propios con los de otros autores de su preferencia.

   Poeta, narrador y dramaturgo, cantante y actor o “performer”, como está de moda decir ahora para cualquier persona que se suba a un escenario, Fernando Noy está inscripto en la historia cultural contemporánea argentina por haber sido creador o pieza fundamental de espacios que fueron muy significativos cuando Argentina recuperó la democracia, en 1983.

   Dos de ellos fueron muy renombrados en la capital argentina y en la zona aledaña, “Cemento” y “Parakultural”, y los recordó ahora el diario El País, de Montevideo, en un reportaje a Noy con motivo de su presencia en la ciudad.

   En su extendida historia artística figura una etapa en Brasil en la que trabajó con grandes creadores y cantantes de ese país, Chico Buarque, Elis Regina y Caetano Veloso.

   Sobre su vinculación con Montevideo, dijo: “Me siento tan uruguayo como argentino, porque creo en un estado poético que no tiene fronteras y que incluye Montevideo, Bahía, lugares en los que viví muy fuertemente el hecho poético. La poesía no está solo en los libros. Uno no se sienta a escribir un poema: el poema se sienta junto a uno”.

   Y fue entonces cuando dijo que “para mí los poetas no tienen un registro de nacionalismo, ese ismo perverso. Se es o no se es poeta. Yo soy poeta y además testigo de la poética. Un poema de Marosa di Giorgio para mí es como si fuese mío, lo hago mío. En esa patria no hay banderas, ni propiedad privada”.

   Sobre su relación con Marosa di Giorgio explicó que “fue una especie de Janis Joplin de la poesía. También queremos a Idea Vilariño, a Ida Vitale, pero a Marosa nos une algo en común, que tiene que ver con esa época posterior a la dictadura. Ella nos dio muchas herramientas, nos enseñó, en su decir, en su andar descalza, en su maquillarse raro. Aprendimos mucho de ella, le debemos mucho, aún”.

   En cuanto a sus presentaciones vinculadas con la poesía, como la de Montevideo, explicó que “es un mix de poesía interpretada, dicha, exhalada, y canciones de mi repertorio antiguo, de los tiempos del Parakultural. Hay una relación entre los poemas y las canciones: siempre soy yo, siempre hay un ego que me traspasa. Yo hago como con los talleres de poesía, armando algo que busca transmitir una experiencia poética".

   Los autores que abarca son Alejandra Pizarnik, Olga Orozco, Marosa di Giorgio, Amelia Biagioni y Adelia Prado.

   La entrevista completa está disponible en el enlace siguiente:   http://www.elpais.com.uy/divertite/patria-poesia-no-hay-propiedad.html

La poesía alcanza para todos - Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.